top of page
  • Foto del escritorMeOrienta

Te mereces respeto

 

 

Mahatma Gandhi 1869- 1948, fue un líder pacifista y defensor de los derechos civiles en la India, abogó por el cambio social a través de la no violencia y la resistencia pacífica. Su famosa cita "Debes ser el cambio que deseas ver en el mundo" refleja la idea de que el respeto y la transformación comienzan a nivel individual. Su vida y enseñanzas son un recordatorio inspirador de cómo el respeto puede ser un poderoso catalizador para el cambio positivo en la sociedad. 


  1. La enseñanza no es simplemente una profesión; es una vocación con la que una persona nace. Es un don. O se tiene o no se tiene.   La vocación trasciende el aula y deja una huella indeleble en la vida de los estudiantes. Enseñar es moldear mentes, inspirar sueños y sembrar conocimientos que crecerán a lo largo de la vida de los estudiantes. Es un acto tan importante que demanda respeto y reconocimiento constante.  Como decía Albert Einstein "La función del maestro es guiar, inspirar y desafiar, pero sobre todo amar. Debe amar lo que hace y transmitir ese amor a sus estudiantes." 

  2. Como educador, es fundamental recordar que estás formando a las personas del futuro, guiando a las generaciones venideras hacia el conocimiento y la comprensión. Este papel trascendental merece el máximo respeto, tanto de la sociedad en general como de nosotros mismos.

  3. La ignorancia tiene presbicia y no ve de cerca. Nadie es capaz de ver hasta qué punto es de ignorante.  Vivimos en un mundo donde todo el mundo puede opinar de todo. Opinamos de política, opinamos de economía, de deportes, y como no, opinamos también sobre educación.  Lo bueno de esto es que, a menudo, los que opinan, no tienen ni idea de lo que es enseñar. Nunca han estado en un aula, no saben el trabajo que hay detrás, y lo peor, tampoco les importa. Lo único que pretenden es desprestigiar.  Cuando veas que alguien juzga tu profesión, primero mira si dispone del nivel para juzgarte. Si no es así, directamente ignora lo que dice y no te entretengas en boxear con quien no sabe, ni quiere saber. 

  4. Reconoce el impacto que ejerces y reflexiona sobre el valor que tienes en la vida de tus estudiantes. Cada lección, cada palabra, influye profundamente en su desarrollo y en su futuro, y en consecuencia, en el futuro de la humanidad. Lo decía Nelson Mandela "La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.". Pues bien, tú como educador tienes acceso directo al botón “rojo”.

  5. Ten paciencia. El proceso de educar es gradual. Tu objetivo no debería ser que hagan las cosas cuando tú se las mandas, sino que las hagan dentro de unos años cuando tú ya no estés a su lado. Ese es tu legado, que hagan el bien que les has enseñado

  6. A menudo, el futuro de las personas viene condicionado por las oportunidades. Una de ellas son los profesores que han tenido. Hay profesores que trabajan con pasión para extraer  lo mejor de cada estudiante.  Sin embargo, pocas veces se valora suficientemente al artesano y solo se da valor al resultado, a la joya.  Muchos conocemos el diamante Hope y su historia. Sabemos que es el más valioso de mundo, con un valor de 300 millones de euros, pero pocos sabemos que el artesano que lo talló fue Sieur Pitau. La mayor recompensa que tiene tu trabajo como artesano es tu satisfacción personal.

  7. Fomenta la autenticidad sin dejar de ser coherente. A menudo se pone en duda si el formato de enseñanza tradicional no está ya caducado. Si los retos a los que se enfrentará la sociedad en el futuro son distintos, quizás las personas deberán aprender cosas nuevas. 

  8. Sé auténtico en tu enseñanza y muestra pasión por tu materia. Si tú no crees en tu producto, quien va a creer en ti. La autenticidad construye puentes significativos con los estudiantes. Como decía Brad Henrym, "un buen maestro puede inspirar esperanza, encender la imaginación y estimular el amor por el aprendizaje." 

  9. Focalizarse es a menudo la mejor de las herramientas de organización. El día da para lo que da y por mucho que te esfuerzas las tareas pendientes no se reducen. A menudo muchas de esas cosas no están relacionadas con tu misión de educar. No pierdas foco, no te disperses y no te des por vencida. Si algo tiene que quedar pendiente, no puede ser tu principal objetivo de educar. 

  10. Escribe tu propósito. Las personas deberíamos tener un propósito para cada rol que representamos. Como padres, como persona y como profesional. Te animo a que escribas en un papel tu propósito como docente, para que cuando vengan días de esos en los que te quieres convertir en pera, lo leas y recuerdes que, no hay nada más poderoso que tu voluntad

  

 

Conoce más sobre nosotros en www.zenoquant.com o www.meorienta.es

Conoce un poco más del programa MeOrienta mediante este vídeo. ¡¡VALE!!

Contacta con emorros@zenoquant.com para reservar una fecha o solicita una demo personalizada del programa MeOrienta. ¡¡aquí!!

 

Otros artículos relacionados

 

En el compromiso que tenemos en Zeno Quantum con la igualad de las personas, el texto está redactado en género masculino ya que la RAE mantiene que el masculino genérico se usa para ambos sexos y que no excluye a la mujer.


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Коментарі


bottom of page