top of page
  • Foto del escritorzenoquantum

Después del qué, viene el dónde



Miles de estudiantes cada año se debaten en la difícil elección de decidir qué seguir estudiando una vez superada la ESO o el bachillerato.


Sin embargo, qué estudiar es la primera decisión de dos que deberán tomar. A continuación del "qué", deberán decidir el "dónde" lo quieren hacer.


Primero hay que entender que el "dónde", la universidad, aportará al estudiante más cosas que los conocimientos de la formación que cursará. Le aportará contactos, experiencia o acceso a programas que ampliaran sus oportunidades.


La primera decisión debería ser si el grado se hace en un centro o universidad nacional o internacional.


Existen más de 77.499 formaciones en el mundo repartidas entre 1.477 universidades de 86 países. Sin embargo, son pocas las familias que se deciden por conocer un poco más, y descartan la posibilidad internacional, muchas veces por desconocimiento. Muchas familias creen que una carrera internacional está fuera de su alcance económico, desestimando inicialmente sin saberlo que a lo mejor pueden acceder a programas de becas que tienen muchas universidades internacionales.


Otra de las consideraciones que se desconocen es que, en muchos países, se puede conseguir un grado en 3 años, cuando en España para ese mismo se necesitan 4 años.

No está mal hacer la división de los 4 años de una universidad privada en España por los 3 años de una universidad internacional.


La decisión de decidir por un destino nacional o internacional no trata solo de que los conocimientos que adquiera son mejores o peores, trata también sobre la marca que eso imprimirá en el curriculum de esa persona para su futuro. La marca que le dé la universidad aportará al estudiante (profesional del futuro) un diferencial respecto a otros candidatos en el momento que quiera acceder a una oferta de empleo.


Plantear un reto internacional obliga a tener una buena estrategia, que en muchos casos ya hay que empezar por ejecutarla en 3º o 4º de la ESO. Por ejemplo, los idiomas, que si el estudiante no certifica un nivel concreto, es muy probable que no lo admitan. O que le valoraran asignaturas muy específicas, como por ejemplo, para un grado de ingeniería, en un muchas universidades internacionales le van a valorar las matemáticas o la física, y no le consideraran otras asignaturas como puede ser la lengua castellana, por ejemplo. Ya vemos que hay que hacer una estrategia en cuáles asignaturas habrá que centrar más esfuerzo.


También hay muchas familias que creen que la marca de la universidad depende de si es privada o pública, cuando no siempre es así. Cada universidad para cada grado tiene un nivel de empleabilidad distinto que las familias deberían conocer antes de decidir.


Otro de los aspectos que muchas familias desconocen es que, pueden inscribirse a universidades de tantos distritos (comunidades autónomas) de España que quieran. Este aspecto hace que muchas centren el 100% de las estrategias en la lista de preinscripción de su comunidad, cuando es recomendable que si la nota proyectada, aquella que el estudiante piensa que va a conseguir como nota de acceso a la universidad, es muy justa respecto a la nota de corte, abra alguna otra opción en otra comunidad.


Esto también es un aspecto que se debe meditar con anterioridad, sobre todo en la elección de las materias de modalidad de 2º de bachillerato, ya que no todas ponderan igual para todas las comunidades autónomas.


Ya vemos que no es nada sencillo ser orientador y ayudar a las familias en la decisión de sus estrategias, pero recuerda que te podemos ayudar. ZQtech dispone de herramientas que te ayuda para que, de forma sencilla, puedas acceder a información para compartir con la familia y que esta pueda tomar la mejor de las decisiones.


Puedes saber más sobre ZQtech copiando el enlace en tu navegador:

https://youtu.be/RLNC2udYyK0

Nos puedes contactar en info@zenoquant.com

Puedes saber más sobre nosotros en www.zenoquant.com


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page